27 de marzo de 2015

TERCER TALLER DE CREACIÓN Y REPRESENTACIÓN CINEMATOGRÁFICA


Leer más...

25 de marzo de 2015

V Cong. Nal. Historia y práctica de las drogas “De las plantas sagradas a las moléculas psicoactivas”


V CONGRESO NACIONAL

Historia y práctica de las drogas
De las plantas sagradas a las moléculas psicoactivas

Auditorio Román Piña Chan
Escuela Nacional de Antropología e Historia

Del 25 al 27 de marzo de 2015
10:00-20:00 hrs

Entrada libre


Este 2015 el Congreso “Historia y práctica de las drogas” llega a su quinta edición. Se llevará a cano los días 25, 26 y 27 de marzo en el Auditorio Román Piña Chan de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, ubicada al sur de la ciudad de México.

El objetivo del Congreso es dialogar sobre la diversidad de temas relacionados con la historia y la antropología de las drogas en México y el mundo, ofreciendo a estudiantes universitarios y público interesado la oportunidad de analizar el fenómeno de las drogas desde diferentes perspectivas.

Lo que distingue a este Congreso de otros es que sus organizadores y convocantes son ciudadanos y asociaciones pertenecientes a la sociedad civil y no sólo a la academia. Todos juntos han realizado una labor loable para que estos temas se discutan en la agenda pública y en los espacios académicos.

A lo largo de cinco años este congreso ha logrado reunir a diversos especialistas que abordan la problemática desde sus distintas disciplinas. Investigadores como Julio Glockner, Anthony Henman, Luis Astorga, Bía Labate, Juan Cajas, Mercedes de la Garza, Karina Malpica, Carlos Zamudio, Jorge Hernández Tinajero, Zara Snapp, Humberto Brocca, Gady Zabicky, entre otros, han desfilado por la Escuela Nacional de Antropología e Historia –lugar donde se origina– organizado varias mesas de ponencias donde público en general ha expuesto su punto de vista con respecto a un fenómeno social de larga data y de una vigencia impostergable en la discusión pública. En esta ocasión toca el turno a Froylán Enciso, Eduardo Zafra y Leonardo da Jandra.

Sin duda, la fuerza que impulsa su continuidad es que cada año sus conferencistas magistrales cambian y su temática es diferente obedeciendo a la coyuntura del momento. Frente a la aparición de lo que la ONU ha dado en llamar las Nuevas Sustancias Psicoactivas (NSP), este año será: “De las plantas sagradas a las moléculas psicoactivas”.

Habrá 6 mesas de trabajo, cada una con cuatro ponentes, que disertarán acerca de 6 líneas temáticas distintas: 1) Historia de los alcaloides y moléculas psicoactivas; 2) Etnohistoria de los alcaloides y moléculas psicoactivas; 3) Auge y caída de la Prohibición en el nuevo orden global; 4) Drogas y Consumos problemáticos; 5) Violencia e inseguridad en México derivada del narcotráfico; 6) Usuarios libres y asociados: derechos, costumbres y abusos.

Contaremos con 2 paneles de interés coyuntural: El Guerrero de las Drogas, y Activismo Cannábico Comparado (Brasil y México); presentaciones de libros, revistas y proyectos relacionados con el tema de las drogas.

También se impartirán 5 talleres dictados por especialistas en su campo: I - Historia sistémica de las drogas; II - El potencial terapéutico de los psiquedélicos para la psicoterapia; III - Conciencia química y chamanismo; IV - Reingeniería cultural triptamínica; V - PAS (Proyecto Análisis de Sustancias)

¡Este año no te lo puedes perder!

Consulta el programa completo del V Congreso “Historia y práctica de las drogas” en: www.mind-surf.net/drogas/congreso/programa.html

CONVOCAN: La Biblioteca Cannábica, SEISYC A.C, Mindsurf, Colectivo Por una Política Integral Hacia las Drogas, Asociación Mexicana de Estudios sobre Cannabis, ESPOLEA A.C, Drogas México, Cátedra UNESCO Transformaciones económicas y sociales relacionadas con el problema internacional de las drogas y la Licenciatura en Etnohistoria de la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

En su EDICIÓN 2015 participarán personas provenientes de las siguientes universidad e instituciones: ENAH,UNAM, UIA, Centros de Integración Juvenil, Fes Acatlán, ReverdeSer Colectivo, COLMEX, Nierika, UAM, Drogas México, UAM-X, Espolea, UAM-I, Universidad de Puebla, Instituto Binacional de Estudios del Cannabis AC,CUDEC, UAEM, Interdisciplinario Farmacolectivo, State University of New York, UANL, Universidad de Brasilia, Universidade de São Paulo, Institute Nationale de la Recherche Scientifique, UAA, SEISYC, SEDEREC, Estudio A04, UAMI, Cáñamo México, Eterno Femenino Ediciones, UAMEX y Mindsurf.

Fuente; http://bibliotecacannabica.blogspot.mx/2015/03/comunicado-de-prensa-v-congreso.html
Leer más...

23 de marzo de 2015

Conferencias de Historia y Cultura Británicas


Dentro del marco del año dual México/Gran Bretaña los invitamos a una serie de conferencias y actividades que tendrán lugar entre marzo y junio en el Museo Nacional de Arte como parte de la exposición "Landscapes of the Mind. Paisajismo Británico. Coleccion Tate, 1690-2007".


La primera actividad será un conferencia doble a cargo del Dr. Adrian Pearce (El Colegio de México) y del Curador de la Exposición Richard Humphrey (Tate Gallery) el próximo jueves 26 de marzo a las 17:00 Hrs, en el Museo Nacional de Arte.

Para mayor información, consulte la siguiente liga: http://munal.mx/evento/300-anios-de-arte-cultura-e-historia-britanicas
Leer más...

20 de marzo de 2015

Conf. Cárceles, Políticas Penitenciarias y Violencias Institucionales


Conferencia:

Cárceles, Políticas Penitenciarias y Violencias Institucionales

25 De Marzo

Ciesas
Juárez 87


ENTRADA LIBRE
Leer más...

18 de marzo de 2015

Conferencia: El Desarrollo Humano Ante La Violencia Crónica: Retos Para La Investigación, Las Políticas Públicas Y La Acción Ciudadana


Conferencia:
El Desarrollo Humano Ante La Violencia Crónica:
Retos Para La Investigación, Las Políticas Públicas Y La Acción Ciudadana


Expone: Tani Adams
Martes 7 de abril, 10 hrs.
CIESAS-Casa Chata


ENTRADA LIBRE




Violencia crónica: La nueva normalidad
Tani Marilena Adams
 
La violencia crónica, según el Banco Mundial, afecta a una cuarta parte de la población global y se ha vuelto una norma de vida entre personas que viven en zonas urbanas o rurales donde priva la ingobernabilidad o hay fragilidad por parte del Estado. Centroamérica, algunas regiones de México y de Colombia, los países del Sub-Sahara, son considerados áreas rojas. Pero en esa clasificación se incluye también a los kurdos que viven bajo los puentes de Oslo, a la tercera parte de los niños de Washington D.C. -que no tienen suficiente comida-, y a los residentes marginados de otras ciudades del mundo que en 2030 constituirán 25% de la población mundial.

La Organización Mundial de la Salud ha planteado que la violencia afecta todos los aspectos de la vida humana. La define como "el uso intencional de la fuerza física o el poder, potencial o real, en contra de uno mismo, otra persona, o en contra de un grupo o comunidad, y que provoca o tiene una posibilidad real de causar daño físico o psicológico, la muerte, el mal desarrollo o la privación".

En Guatemala, sin embargo,  desde donde escribo este artículo, seguimos midiendo la violencia  por el índice anual de homicidios, que anda en 34 por cada 100 mil habitantes. Si la cifra es asombrosa, veámosla en relación con  las siguientes:

. 23% de los hombres dice que  el castigo físico es necesario  para educar; 
. 42% de las mujeres casadas o en unión libre han sido maltratadas; 
. 45% de las familias no puede cubrir los costos de la canasta básica; 
. 40% de las familias vive de  remesas, dependiendo de la ausencia de padres, madres y/o hijos para sobrevivir.
. Existe un proyecto de minería  de suelo abierto o hidroeléctrico para cada 86 mil habitantes  que desplazará y/o de otras maneras transformará la vida y opciones económicas de miles de personas  a su alrededor.

Según la politóloga Jenny Pearce, la violencia crónica ocurre en lugares donde "los niveles de muerte violenta son por lo menos el doble del promedio mundial para los países en la misma categoría de ingreso económico; en donde estos niveles se sostienen durante por lo menos cinco años, y en donde actos de violencia ocurren en diversos espacios sociales, como el hogar, el barrio y la escuela, contribuyendo así a su reproducción a través del tiempo".

La literatura relevante confirma que la violencia crónica afecta todos los aspectos del desarrollo humano, a través de cinco tendencias.

1. La violencia crónica no es causa o efecto de otras dinámicas, sino un fenómeno sistemático que se reproduce por sí mismo. La experiencia del trauma se instala como realidad rutinaria, introduciendo destrucción a nivel físico, social y político; dicha destrucción se autorreplica en el tiempo, a través de la reactivación del trauma.

Un estudio sobre trauma rutinario infantil realizado en los Centers for Disease Control del gobierno estadunidense, y basado en una población de clase media de bajo riesgo en California, confirma que 45% de las personas estudiadas experimentó traumas durante la infancia, los cuales les provocaron padecimientos de salud física y mental, además de trastornos de comportamiento durante toda la vida.

Estos efectos aumentan proporcionalmente en relación con la cantidad de traumas vividos. No hay que hacer un gran esfuerzo para proyectar los efectos de largo aliento de una traumatización crónica en una población como la guatemalteca.

Esta tendencia autorreproductiva suele activarse a través de dinámicas estructurales que difícilmente cambiarán pronto. Una combinación tóxica que la motiva es la "nueva pobreza": el incremento de urbanización y alfabetización al lado de una creciente informalidad laboral; los efectos de las políticas de desarrollo neoliberal, en un contexto de cambio climático, destrucción ambiental y conflictos cada vez más acentuados por los recursos naturales y las tierras de la región; el papel cada vez más reducido del Estado, tanto por la democratización como por  los procesos globalizadores  -desde la desregulación del mercado hasta la migración internacional- , que ha abierto, en cierto modo, las puertas a las fuerzas ilícitas y el crimen organizado; y el discurso extremadamente alarmista de los medios de comunicación, que provoca aún mayor polarización entre víctimas y victimarios de la violencia.

2. La violencia crónica destruye la posibilidad de los padres de familia para desarrollar y sostener el vínculo primario con sus bebés, lo que constituye la base fundamental de todo desarrollo posterior. El estrés constante, vivido en condiciones de miedo crónico, destruye, según estudios recientes, la capacidad neurológica que permite a los padres mantener empatía por sus hijos, y hace que los vean de manera deshumanizada, al grado que  motivan y naturalizan actos de violencia hacia ellos.

3. La experiencia de violencia crónica trastorna de manera consistente y predecible el desarrollo social, provocando fenómenos destructivos como son el silencio, la desconfianza y el aislamiento, los cuales suelen venir acompañados de una tendencia a apaciguar los miedos a través de la xenofobia y la búsqueda de chivos expiatorios.

La "muerte social", concebida por el antropólogo Henrik Vigh, describe lo que ocurre a los jóvenes de Guinea Bissau cuando llegan a la edad de independizarse y buscar pareja, pero por razones económicas y estructurales no pueden hacerlo: allí como aquí, la alternativa es la migración, el comercio ilícito, la búsqueda perversa de respeto  -expresada a gritos, con violencia, tanto en la cultura popular mexicana como en la centroamericana.

En esas condiciones, las tácticas para sobrevivir obstaculizan el pensamiento reflexivo. Las prácticas exclusivistas -religiosas, étnicas, sociales-  se vuelven cada vez más comunes: buscar refugio en el prójimo en tanto se desconfía de los "otros". Finalmente, la violencia crónica provoca en los que la vivimos una confusión encarnada y naturalizada entre lo moral y lo inmoral, lo bueno  y lo malo, lo legítimo y lo ilegítimo  -síntomas de la "zona gris" que Primo Levi reconoció como característica de la experiencia de represión en el campamento de Auschwitz.

4. La violencia crónica destruye las prácticas ciudadanas y las perspectivas para la democracia. Provoca cada vez más abandono y degradación de los espacios públicos. La ausencia de un Estado efectivo estimula, además, un mayor apoyo a la justicia directa e informal, como por ejemplo, el linchamiento o el homicidio; hace crecer la oposición al debido proceso y a los derechos humanos, por el asombro asentado en poblaciones que miran a los "criminales" como protegidos por leyes que no las protegen de nada a ellas mismas; hace surgir la percepción del Estado democrático -débil, y a veces, por esta razón, más autoritario- como enemigo. Pero ya no ocurre necesariamente por las razones ideológicas de los viejos tiempos, sino porque la llamada democracia no produce los  resultados prometidos.

La creciente dependencia en la gobernanza paraestatal es bien conocida, sobre todo la establecida por los narcotraficantes en las zonas que se hallan bajo su control. Pero también es resultado del trabajo de las ONG nacionales e internacionales, que desde hace décadas viene reemplazando y sustituyendo ciertas funciones del Estado mismo. Al margen de la diferencia de intenciones entre unos y otros grupos, esto contribuye al debilitamiento de la confianza pública en Estados como los nuestros, que viven procesos largos, y crónicamente incompletos, de democratización.

Un efecto poco percibido en estas vivencias es la creciente autoconcepción del "ciudadano" como "víctima". Y esto surge hoy cuando se requiere de un despliegue cada vez más fuerte de responsabilidad humana y social para contrarrestar dinámicas destructivas como las aquí descritas, y detener la normalización de la insuficiencia estatal en algunas regiones y países. La ideología, asumida hoy en casi todo el mundo como un valor no cuestionable, estimula también esta tendencia. Cuestionarla, sin embargo, es imprescindible, ya que la responsabilidad humana prefigura el establecimiento de cualquier derecho, siendo la primera una condición sine qua non para el surgimiento  del segundo.

5. Queda claro que la violencia crónica constituye hoy una normalidad perversa que va a acompañarnos mucho tiempo. Este estado de excepción, como lo apunta Agamben, es de hecho la nueva normalidad para los residentes de las fronteras entre Estados Unidos, México y Guatemala, para los finqueros centroamericanos que en una crisis de largo plazo se dejan sobornar por los traficantes que necesitan un lugar donde aterrizar sus mercancías, para los aldeanos de comunidades rurales en las costas centroamericanas que viven del narcotráfico o el tráfico humano o de ambos -ni hablar de los emigrantes musulmanes en Londres o los desplazados por las múltiples guerras y violencia-en-tiempos-de-paz alrededor del mundo.

¿Cómo abordar este dilema?  

Forjemos primero una comprensión compartida de lo que queremos decir con "la violencia" -lo cual suele decir todo y nada a la vez-. La definición de la OMS visualiza, nos parece, esta dinámica compleja e integral. Luego, dejemos atrás la noción de que la meta primordial es la "prevención"  de la violencia  y la promoción de la seguridad. Este enfoque negativo, como bien lo ha documentado Eduardo Guerrero en nexos al analizar la guerra contra el narcotráfico, puede provocar más violencia, con el afán de pararla a todo costo. 

A nuestro parecer, la tarea fundamental consiste en apoyar a los grupos afectados para que (1) prosperen como seres humanos, actores sociales y ciudadanos; (2) comprendan cada vez mejor sus condiciones y necesidades, o sea, hagan conciencia reflexiva; y (3) diversifiquen, densifiquen y expandan sus relaciones, prácticas, estructuras y culturas  sociales y políticas. Esto último para superar nuestra tendencia a encerrarnos con los prójimos ante el miedo, y convertir a los "ajenos" en nuestro enemigo. 

Una vez establecido este enfoque, en Guatemala la Fundación Myrna Mack ha forjado "una concertación de observatorios". Esos espacios permiten visualizar la problemática desde una perspectiva tridimensional. La idea es construir un centro de reunión e intercambio de información, de aprendizaje y análisis científico, social y político, acerca de la temática en el cual interactuarán progresivamente actores clave, gubernamentales, científicos y sociales, nacionales e internacionales.

Dichos espacios permiten, aunque sea de manera inicial, identificar y perseguir una serie de preguntas clave. ¿Cómo se vinculan la violencia intrafamiliar y el trauma cotidiano con los costos cada vez más altos de la salud pública? ¿Cómo se relacionan éstos con la violencia criminal?  Y, conociendo el caso mexicano, ¿cuál podría ser el impacto de la guerra al narcotráfico y la cero tolerancia en los índices de violencia?  Investigaciones como las de INCIDE Social en México nos motivan a entender mejor los múltiples factores que afectan la capacidad de las familias de criar a sus hijos y también las relaciones entre parejas -desde patrones de bienes raíces y urbanización, hasta nuevas modalidades laborales que están transformando el juego de poder entre mujeres y hombres-. Al identificar y conectar cada vez mejor puntos como éstos, comenzamos a distinguir las dimensiones reales de estas violencias.

Esto nos lleva a revisar y precisar mejor quiénes y cuáles procesos deben ser objetos de acción. Más que los jóvenes criminales y/o criminalizados, el marco conceptual de la violencia crónica sugiere que lo primordial es fortalecer las condiciones mínimas para que las familias puedan criar a sus hijos adecuadamente. En vez de enfocar en un grupo u otro -jóvenes, mujeres, narcotraficantes, etcétera- se requiere un enfoque relacional, y en el caso de las familias, multigeneracional.  Nuestro estudio confirma que la mitad de los programas enfocados en la violencia en Centroamérica, por ejemplo, abordan a los jóvenes como actores solitarios, fuera del contexto de familias y entornos íntimos. ¿Qué cosecha podemos esperar de tales enfoques si se trabaja sin un mínimo reconocimiento de estas relaciones primarias?

Por otro lado, investiguemos ya el papel del trauma y, aún más, el trauma crónico y sus abordajes posibles. Según los estudios más recientes del cerebro, el trauma reside en el cerebro reptiliano y no es accesible directamente al conocimiento cognitivo. Por ende, las estrategias expresivas enraizadas en procesos precognitivos -por ejemplo, el arte, teatro, movimiento y música- son las más aptas para procesar estas experiencias.

Vale también preguntar ¿por qué nos seguimos enfocando más en la gente pobre que en la de clase alta o media, si estos últimos juegan papeles aún más centrales en la reproducción de la violencia, por su mayor poder y capacidad de acción? ¿Por qué tan poca atención en los efectos de la violencia en la gente de la tercera edad, si parecen tan vulnerables como los niños y los jóvenes?  

¿Qué cosechamos con la noción  -ya firmemente asumida por casi todos y todas- de que las mujeres somos las víctimas y los hombres los verdugos, si clarísimo está también que nosotras jugamos un papel tan importante como los hombres en la violencia experimentada por nuestros hijos? Las expresiones extremas de masculinidad asociadas con la violencia crónica de nuevo apuntan a la tarea  -siempre pendiente- de trabajar ambos lados del asunto de género. 

Finalmente, como ya se señaló, urge revisar el papel complejo y perverso de los medios masivos de comunicación con una mirada fina que mantenga el ojo puesto en el papel clave de éstos en la investigación y divulgación de las problemáticas de la violencia misma. 

Estas pautas desafiantes serán más manejables sólo cuando se piense en la alternativa de buscar un marco sensato y deliberado para abordar la problemática. En Guatemala  -reconociendo el fracaso rotundo tanto del gobierno como de las ONG en abordarla y el sufrimiento humano acumulativo que ha resultado como consecuencia- nos parece que el construir un esfuerzo nacional de pensada y conjunta planificación de políticas públicas y acción social, puede aportar nuevas maneras de abordar la violencia crónica que azota el país. Este proceso de aprendizaje y experimentación puede además aportar nuevas luces para quienes, en otros países y regiones, enfrentan el mismo desafío.

Tani Marilena Adams. Antropóloga. Estudia y colabora con diversas instituciones internacionales y nacionales en la temática de violencia crónica.
2013 Junio.
Leer más...

Diplomado: Y contemos las historias. Colonia y siglo XIX


La Dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, a través de la Subdirección de Investigaciones Históricas invita al diplomado

Y CONTEMOS LAS HISTORIAS…
COLONIA Y SIGLO XIX

Todos los martes del 14 de abril al 24 de noviembre del 2015 de 17:00 a 19:30

Marcela Dávalos, Annia González Torres y Lourdes Villafuerte (Coordinadoras)


PROGRAMA

Módulo 1. Los cronistas y la historia de la Conquista
Presentación: ¿De qué forma se ha construido el conocimiento en torno al proceso de conquista hispano? ¿Qué papel han jugado las crónicas y los códices en la edificación de la historia nacional? El objetivo de este módulo es referir a los distintos usos, simbólicos y prácticos, de las fuentes que han servido para explicar la profunda frontera entre el mundo prehispánico y la Conquista de México. 14 de abril. Luis Barjau, Conferencia Inaugural, Mito de origen de México-Tenochtitlan.
21 de abril. Francisco González Hermosillo, Uso y difusión de los Códices indígenas coloniales
28 de abril. Clementina Battcock, Cronistas indígenas en la Nueva España.

Módulo 2. De la evangelización a la Iglesia diocesana. Difusión del catolicismo en Nueva España.
Presentación: ¿Cuál fue la dinámica de la evangelización? ¿Cuáles fueron los primeros métodos para la difusión de la religión católica? El módulo se centra en el proceso evangelizador como elemento fundamental de la construcción de una cultura novohispana. Analiza los ejes a partir de los cuales se articularon los métodos de difusión del catolicismo.
5 de mayo. Rodrigo Martínez Baracs, Los orígenes del culto guadalupano.
12 de mayo. José Manuel Chávez, Evangelización franciscana en la Península de Yucatán, siglos XVI- XVII.
19 de mayo. Patricia Escandón, Iglesia misionera e Iglesia diocesana en Nueva España. Siglos XVI- XVII.
26 de mayo. José Antonio Robles Cahero, La conquista musical: enseñanza y difusión de la música en la Nueva España.
2 de junio. Berenise Bravo, “Celebrando desde la aurora hasta el atardecer”. Párrocos, vicarios y coadjutores del arzobispado de México en la primera mitad del siglo XIX.

Módulo 3. Indígenas e instituciones coloniales
Presentación: ¿Cuáles fueron las características de la vida política, religiosa, económica y social de los indios durante el virreinato? Este módulo se centra en el funcionamiento de las instituciones coloniales, principalmente, la relacionada con los indios. Por lo tanto, se parte de analizar la naturaleza jurídica y vida cotidiana de las repúblicas de indios en la Nueva España. Incluyendo su papel como tributarios dentro de la economía novohispana. Después de la caracterización de los indios en el periodo colonial, se realizará un acercamiento al análisis de las rebeliones campesinas en el siglo XIX.
9 Junio. Annia González Torres, Repúblicas de indios en la Nueva España.
16 de junio. Marta Terán, La función de los Tributos en la Nueva España.
23 de junio. Isabel González, La crisis agrícola de 1785- 1786 en el obispado de Michoacán.
30 de junio. Leticia Reina, Historia de las rebeliones campesinas en el siglo XIX.

Módulo 4. Historia y prácticas culturales del siglo XIX
Presentación: Después de algunas décadas de diálogo con una historia lineal, se han elaborado diversos estudios a partir de fuentes documentales antes desatendidas. La fotografía, la literatura, los diarios o la correspondencia, han aportado descripciones que permiten comprender la manera en la que sociedades pasadas percibían y diseñaban sus propias sociabilidades.
7 de julio. Rebeca Monroy, La enseñanza y el uso de la fotografía en el siglo XIX.
14 de julio. Felipe Echenique, Historiografía del padre Hidalgo.
21 de julio. Esther Acevedo, Gabinetes de lectura y sus consecuencias.
28 de julio. Abel Ramos Soriano, El libertinaje en la literatura del siglo XVIII.
4 de agosto. José Joaquín Blanco, Los usos de la Historia literaria.
11 de agosto. Rosa Casanova, La ciudad y sus habitantes en la fotografía de Désiré Charnay

Módulo 5. Historia de las mentalidades y sus fuentes.
Presentación: La historia de las mentalidades es una manera de estudiar el proceso social a partir del conocimiento de la manera en que las personas entienden y se explican su entorno y su vida. Para entrar a este mundo es necesario conocer la conducta de la gente. ¿Cómo documentar este aspecto? Este módulo tiene como objetivo exponer cómo se ha trabajado con fuentes judiciales, iconográficas y literarias para estudiar esta parte de la historia colonial.
18 de agosto. Lourdes Villafuerte, Las fuentes y el modelo familiar católico, siglo XVIII.
25 de agosto. Jorge René González Marmolejo, Los archivos eclesiásticos: una fuente para la historia de México.
1 de septiembre. Consuelo Maquívar, La iconografía religiosa y la historia de las mentalidades.
8 de septiembre. Concepción Lugo, Literatura religiosa y funeraria en México, época virreinal.

Módulo 6. De las casas de Moneda al circuito mercantil, una historia económica.
Presentación: La historia económica permite distinguir los circuitos productivos, comerciales y de consumo a través del tiempo. Aunado al consenso del uso de la moneda también se descubre la vigencia tardía del trueque. Paralelamente al profundo pasado de la minería en Nueva España se manifiesta la difusión de los mecanismos y de las técnicas mineras como fundadoras de la industria moderna. Asimismo, los recintos mercantiles tampoco refieren estrictamente al mercado, sino también a los actores que participaron en su cimentación.
22 de septiembre. Armando Alvarado, Los reales mineros: cambios en los patrones de distribución y consumo en el periodo colonial tardío.
29 de septiembre. Juan Matamala, Las casas de moneda en la Nueva España.
6 de octubre. Alma Parra, La minería como vehículo para la industrialización.
13 de octubre. Delia Salazar, Migrantes y comercio en la Ciudad de México, siglo XIX.

Módulo 7. Uso del territorio y sociabilidades en la historia de la ciudad
Presentación: La historia de las ciudades se relaciona con la manera en la que sus habitantes viven el territorio. La construcción social de los espacios, tanto públicos como privados, se ha transformado de acuerdo con los diferentes contextos históricos. De la ciudad alternada por el comercio ultramarino, los barrios indígenas, las parroquias o las corporaciones a la urbe vigilada por la tecnología, suspendida sobre desagües o reglamentada por la higiene, hay varios siglos sobre los que la historiografía urbana ha preguntado y reflexionado.
20 de octubre. Carlos Aguirre, Reconfiguración Urbana entre la colonia y el siglo XIX: las plazas mayores.
27 de octubre. Marcela Dávalos, La tecnología de la higiene en la ciudad de México. 1750-1870.
3 de noviembre. Diego Pulido, Sociabilidades y control social en la ciudad de México, 1750-1850.
10 de noviembre. Guadalupe de la Torre, Las obras del Rey en la ciudad de México en el periodo colonial.
17 de noviembre. Nadia Menéndez di Pardo, Una ciudad llena de alcohol y alcoholismo a finales del siglo XIX.

Módulo 8. Mesa Redonda. Arqueología, Antropología e Historia. Rastros del pasado para una historia ecológica
Presentación: La historia ecológica se construye con la participación de distintas disciplinas. Ubicados en los entornos de los volcanes del Iztaccíhuatl y del Popocatépetl, un equipo de investigadores conformados por historiadores, etnohistoriadores, arqueólogos, graniceros, campesinos de la zona y biólogos, reconstruyen el pasado de una memoria biocultural, que abarcan desde el periodo prehispánico hasta la actualidad.
24 de noviembre.- Margarita Loera, Arturo Montero, Stanislaw Iwaniszewski, Ricardo Cabrera, Ramsés Hernández, Pablo Godínez y Héctor Manuel Tablas; y Roberto Conde y Gerardo Páez (chamanes).

SEDE:
Auditorio “Wigberto Jimenez Moreno” de la Dirección de Estudios Históricos, Allende 172, esq. Juárez, Tlalpan Centro, C. P. 14000, México, D. F.
FECHAS: Del 14 de abril al 24 de noviembre de 2015.
DIRIGIDO A: público en general, estudiantes, pasantes y estudiosos e interesados en la historia de México.
COSTO: 3,000. 00 (Tres mil pesos). Se ofrecerán Becas a empleados del INAH y a estudiantes con credencial vigente.
REQUISITOS PARA LA OBTENCIÓN DEL DIPLOMA: Cubrir el 80% de asistencia.
Se entregará material de discusión para cada sesión.
Cupo limitado a 30 personas.
INFORMES E INSCRIPCIONES: Guillermina Coronado, Subdirección de Investigaciones Históricas, Teléfono: 40405108, colonial.deh@inah.gob.mx
Leer más...

13 de marzo de 2015

Convocatoria: XVII Jornadas de Etnohistoria




Fecha límite para mesas y ponencias:
10 de julio
Leer más...

12 de marzo de 2015

Primer Congreso de la ASOCIACIÓN LATINOAMERICANA E IBÉRICA DE HISTORIA SOCIAL (ALIHS)


La ASOCIACIÓN LATINOAMERICANA E IBÉRICA DE HISTORIA SOCIAL (ALIHS), que se fundó hace poco más de un año, invita a su Primer Congreso que tendrá lugar los próximos 23, 24 y 25 de marzo de 2015 en El Colegio de México, Camino al Ajusco 20.


En este enlace encontrarán el PDF del programa con las mesas, las conferencias magistrales y la convocatoria para el día martes 24, a las 18 horas, a la ASAMBLEA General Ordinaria de dicha Asociación.

Esperamos contar con su asistencia.

PARA MAYOR INFORMACIÓN y para hacerse socio, por favor consulte la página de la ALIHS http://alihs.cua.uam.mx/ o escriba al correo electrónico alihs_ac@yahoo.com.



Leer más...

11 de marzo de 2015

Conferencia: Trayectorias. Pueblos indígenas de la alta mixteca oaxaqueña


Se les invita a la primera ponencia del ciclo de conferencias

TRAYECTORIAS:
El estado y los pueblos indígenas
de la alta mixteca oaxaqueña,
siglo XVI al XX


Que estará a cargo de la  Dra. Ethelia Ruíz Medrano, especialista en el tema quien lleva más de diez años trabajando con las comunidades de la alta mixteca oaxaqueña.

La cita es el 19 de marzo a las 18:00 en la Sala de Usos Múltiples. 

Esperamos contar con su presencia.
Leer más...

10 de marzo de 2015

Coloquio "Movilidad Social y Desigualdades Interdependientes: una nueva agenda para la investigación de las desigualdades sociales”


Leer más...

9 de marzo de 2015

Charla de Christian Duverger



Los invitamos mañana martes 10 de marzo a una charla que dará el Prof. Christian Duverger del Centro de Estudios Arqueológicos para América Prehispánica de la Sorbona y el arqueólogo investigador del museo de Templo Mayor Álvaro Barrera a propósito de la exposición "Antropología de la Chinampa".

El acto se llevará a cabo el 10 de marzo, a las 16 horas en la planta de acceso de la Biblioteca Daniel Cosio Villegas de El Colegio de México.
Leer más...

6 de marzo de 2015

Ciclo de conferencias con motivo del Día Internacional de la Mujer


Iniciamos el ciclo de conferencias dedicadas a las mujeres hablando de Esther Torres, mujer que participó en aquella generación militante de principios del siglo XX, tenía como arma de lucha la huelga para reivindicar mejoras laborales, pero también huelgas de solidaridad. Huelgas que se producían ante el atropello en los derechos laborales de obreros de otras fábricas o cuando tos trabajadores se negaban a hacer productos que consideraban nocivos, adulterados o requerían trabajos inhumanos o degradantes.

El derecho a la huelga que conquistaron estos hombres y mujeres era el método pacífico de hacer ver a los dueños y a los gobernantes que sin el concurso del trabajo aportado es imposible la subsistencia. 

MUSEO DE LOS FERROCARRILEROS
SECRETARÍA DE CULTURA, GOBIERNO DEL DISTRITO FEDERAL
Alberto Herrera s/n Col. Aragón La Villa, Del. Gustavo A. Madero
Tel. 51 18 64 07 y  51 18 64 09
http://www.cultura.df.gob.mx/index.php/recintos/museos/mf
Leer más...

5 de marzo de 2015

Presentación de la Revista Vorágine Versión Etnohistórica


Leer más...

2 de marzo de 2015

Servicio Social en el Proyecto Archivo Tamayo



Leer más...

Coloquio Entre lenguas, tradiciones y traducciones en el XIX hispanoamericano








Leer más...
Suscribirse a Etnohistoria ENAH Blog